¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
Miércoles, 17 Septiembre 2014 15:42

El toque personal que marca la diferencia en decoración

Igual que hay “casas” y hay “CASAS”; hay “comidas” y hay “COMIDAS” o hay “fiestas” y hay “FIESTAS”, hay “muebles” y hay “MUEBLES” y hay “decoraciones” y hay “DECORACIONES”. ¿La diferencia entre uno y otro? Pues no me lo hagas decir pero haberla, hayla. Algo en su forma, color, textura, disposición, tamaño… algo marca la diferencia y permite pasar de calificar una estancia como “bonita” o “agradable” a hacerlo como “sublime” o “espectacular” (como hacen algunos de nuestros fans en Facebook).

Y eso es quizás lo que pasa con nuestra línea de dormitorios de matrimonio Soft. Si te enseño un cabezal, no es un cabezal: es un “cabezal Soft”. Tiene algo que le concede un estadio superior, cierto poder, cierta supremacía sobre el resto. ¿Puede que sean ser sus originales curvas? Puede ser, pero igual no sólo es eso…

Lo cierto es que las curvas gustan, atraen a la gente, la movilizan… Pues cada vez que compartimos alguna imagen en nuestras redes sociales de la colección de dormitorios modernos de matrimonio Soft, la gente queda encantada precisamente porque es algo distinto, fuera de lo habitual. Además, la semana pasada, por ejemplo, también compartimos un ambiente que presentaba sinuosas curvas en las escaleras y el techo que suscitó muchos comentarios en las redes sociales (se trata de la imagen de abajo). Y eso es lo que me hace pensar: ¿será que nos atraen las curvas?

He hecho una prueba particular y me he dado cuenta de que no; no son las curvas en sí mismas lo que nos atrae sino la forma y el estilo en las que se disponen éstas: no basta con utilizar curvas, sino que hay que ponerlas con estilo. Aunque ya de por sí, en las tendencias de decoración actuales, los elementos curvados quedan bastante fuera de lo habitual, la visión de estos ambientes mencionados, de estos muebles, es totalmente armónica y agradable a la vista: ¡eso es lo difícil!

Y a ti, ¿te gustan las curvas en decoración?

Imagen: Arte Curiosa

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.